domingo 21, abril
InicioEditorialLa mejor brújula es la del cliente

La mejor brújula es la del cliente

El cliente sabe como quiere ser atendido: con interés, con compromiso… con el corazón en la mano.

-

Los mercados siguen animados en las grandes ciudades, en las mejores situaciones, en los niveles de precio superiores… No faltan los baches: cualquier excusa es buena para que la prudencia y la indecisión afloren. Pero el cambio de tendencia continúa y va llegando a la periferia, a la segunda residencia y a las ciudades medias. Los pisos suben y los propietarios lo saben: ya no nos necesitan como antes. ¿Y los compradores?

Eso supone cambio.

El sector inmobiliario ofrece grandes atractivos a los que quieren ser los Bezos o Zuckerbergs del futuro. Los “Inventos Inmobiliarios Online” o PropTechs se multiplican y hay quien augura la desaparición de la especie profesional de a pie. A pesar de ello siguen apareciendo nuevos agentes y las inmobiliarias crecen como hongos en nuestras ciudades.

Eso supone cambio.

Santa Teresa, que es la santa de la profesión no sé si por Las Moradas o por andar por todas partes fundando comunidades, ya dijo lo de “…hemos de servir a Dios como él quiere y no como nosotros queremos”. El mercado es el que es, los clientes son como son, la competencia es la que toca, y al que no le guste este mundo que se baje.

Punset dice: “en tiempo de crisis, decidir con el corazón”. Hoy se necesitan inmobiliarios con corazón.

No hay mejor brújula que la que tiene el cliente. Hemos de servir al cliente como él quiere y no como nosotros queremos. Para el cliente, la compra o la venta de esa casa en la que vivió, o esa casa en la que piensa vivir, en estos tiempos inciertos, la tiene que decidir con el corazón; necesitan quien les apoye y les ayude, con el corazón en la mano.

El inmobiliario del siglo XX tenía la información. ¿La sustituiremos con las herramientas, la experiencia, los conocimientos…?

Al cliente no le importa lo que sabemos, hasta que sabe lo que él nos importa a nosotros. Un error lo comete cualquiera, pero la falta de interés o de compromiso por nuestra parte, eso no lo van a perdonar. Las tensiones en los mercados, las amenazas de la tecnología, la competencia de todo tipo, es para inmobiliarios con corazón.

Fernando García Erviti
Fernando García Erviti
REALTOR®, CRS, GREEN. Instructor SIRA.

Más del autor

- Publicidad -

Inmobiliarios con corazón

Subes en el tren y te sientas en el único asiento disponible, junto a una persona que no conoces de nada. Un breve intercambio...

Ni un año más sin presupuesto de Marketing

Muchos gerentes se desesperan al inicio de cada año porque no consiguen elaborar un presupuesto de marketing suficientemente estructurado y operativo. Y es que,...

Casos prácticos del código ético

La adopción de un Código Ético compartido por una parte importante del colectivo inmobiliario es una garantía de la mejora de las prácticas y...