domingo 14, julio
InicioFormaciónLas enfermedades del inmobiliario

Las enfermedades del inmobiliario

Hoy en día, entre el post COVID, y la tecnología que se aceleró por la pandemia, las personas en general y los inmobiliarios en particular, han cambiado sus costumbres de vida y de trabajo, han repensado muchas cosas acerca de cómo vivir, como manejarse y gestionar a sus clientes.

-

Hace tres años el inmobiliario no pensaba en el trabajo en casa y tuvo que adaptarse a la situación e inventar como hacia él este tipo de trabajo, a algunos les salió digamos bien, pero a otros la verdad, les complico la vida de forma importante y no lograron dar servicios a un nivel aceptable.

Todos nos enfocamos en cuidados a la salud personal y familiar, y también nos enfocamos en la tecnología para comunicarnos, (alguna ya existía) y en sobrellevar la situación. Aprendimos el Zoom, Google Meet, LiveWebinar, Microsoft Teams entre muchos otros que posiblemente ni hemos oído sus nombres.


Para continuar leyendo este artículo, accede a tu cuenta o regístrate:


Tus datos





Pedro Trueba de Torres
Pedro Trueba de Torreshttps://pedrotruebat.com/
Director en Trueba de Torres Inmobiliaria inmobiliariatruebadetorres.com

Más del autor

- Publicidad -

Ni guerreras, ni diosas mitológicas, son coordinadoras inmobiliarias

Rara vez, en las conversaciones cuando se habla de una agencia inmobiliaria, oyes mencionar a la coordinadora. Cuentan cuando le llamaron para captar la...

Gema Montero

Me apasiona mi profesión porque es un trabajo motivador y divertido, el trato con las personas es muy interesante y puedes crecer mucho. ¿Cuándo empiezas...

Pon en valor tus conocimientos para asesorar a inversores

No parece fácil situar el origen del concepto “invertir en ladrillo” pero probablemente esté asociado a las primeras oleadas de emigrantes que desde principios...

Inversión inmobiliaria

Tribu inmobiliaria

TikTok desde su creación en 2016, se ha convertido en una de las redes sociales más populares del mundo, especialmente entre los jóvenes, aunque...