lunes 29, noviembre
InicioInformeQué fue de los inversores inmobiliarios

Qué fue de los inversores inmobiliarios

La inversión vuelve y queremos saber qué cara tiene, acaso volvió por sus fueros o contamos quizá con un nuevo reparto.

-

Tras el parón general que se vivió en la primera mitad del 2020, a partir del verano la actividad inmobiliaria se reactivó y según han ido demostrando todos los indicadores, este sector resultó ser de los menos afectados.

Ya hemos hablado de los cambios de preferencias a que el confinamiento dio lugar y las correspondientes mudanzas que vinieron a continuación. Las terrazas, los jardines, y los unifamiliares se convirtieron en los favoritos del público. Quién más quién menos, buscó la luz y el espacio abierto que le faltó, o al menos, donde instalar cómodamente su equipo para teletrabajar. Ventas, compras y cambios de alquileres se sucedieron y mantuvieron la actividad inmobiliaria.


La pandemia continuaba, sin embargo. Se iniciaron las vacunaciones, y aunque para largo nos lo fiaban, empezábamos a creer en ese arcoíris que los niños pintaban y mostraban en las ventanas cuando todos salíamos a aplaudir.

Pero y los inversores, ¿qué ha sido de ellos? Al principio se recluirían como todos en su casa, con el susto en el cuerpo y en el bolsillo. Sin embargo, hace unos meses ya, que se oye hablar de inversión, de que es buen momento para la inversión inmobiliaria, pero entonces…

¿Volvieron los inversores, o no se fueron nunca del todo?

“El mercado sube y baja pero los inversores siempre están presentes”, nos dice Alexandra Williams, gerente de Dream Homes Properties en La playa del inglés en Gran Canaria. “La tendencia del mercado puede estar en alza, pero siempre hay oportunidades para inversores que pueden reaccionar rápidamente y están o en una posición económica donde no tienen que depender de financiación, o tienen una relación con su entidad financiera muy buena que les proporciona una respuesta casi inmediata”.

“Efectivamente, los inversores no se van nunca, simplemente son diferentes según el momento de mercado”, confirma Montse Moreno, socia fundadora de Avenir Artesanos Inmobiliarios en Barcelona. “En los peores momentos de la pandemia el tipo de inversores que había eran oportunistas, aquellos que buscan la mejor oportunidad dentro de la crisis, como dice el refrán: ‘a río revuelto, ganancia de pescadores’, inversores que pagan al contado y que están dispuestos a asumir la incertidumbre, a cambio de un mejor precio o una mejor localización y/o tipología”.

¿Qué factores favorecen más en este momento la inversión?: los precios contenidos, la protección frente a la inflación, la financiación favorable, el nivel de ahorro acumulado…

Para Gema Montero, CEO Fundadora de Luxury Properties & Decor en Málaga, lo que anima la compra es un buen precio y la financiación, “los tipos de interés bajos en todos los bancos y la flexibilidad para conceder hipotecas están siendo los protagonistas, además a los clientes nacionales se les nota que han ahorrado dinero y eso los anima a comprar” asegura.

“Sobre todo que el dinero en el banco no genera rendimiento, y eso sumado a unas excelentes condiciones de financiación históricas, hacen que la compra de un inmueble y su puesta en alquiler se esté viendo como una gran posibilidad”, concreta Juan Ignacio de Diego, gerente de Bonlar en Rivas Vaciamadrid.

¿Cuál es el perfil del inversor actualmente, nacional o extranjero?

Parece que el efecto de la reducción de gastos de los españoles y el consiguiendo aumento del ahorro durante los meses de pandemia, ha propiciado un incremento de inversores nacionales. “El ladrillo sigue viéndose más seguro que los fondos de inversión y durante los meses que ha durado la pandemia se ha gastado menos” afirma Moreno.

El inversor busca rentabilidad; si la localización es buena le da igual que sea obra nueva o segunda mano.

En esta idea se basa también el ejemplo que nos aporta más adelante Javier Rocher, gerente de Urbatic inmobiliaria en Gandía, Valencia, al igual que Juan Gutiérrez, Ceo Finmohogar Soluciones Inmobiliarias en Chiclana de la Frontera, Cádiz, que afirma que en su zona, años atrás, siempre había predominado el inversor extranjero, pero en estos momentos, ha cambiado a nacional, y Montero coincide cuando nos dice que en Málaga han observado como ha subido muchísimo la inversión de nacionales, aunque siguen siendo los extranjeros, suecos, franceses y belgas los que predominan.

“En las zonas turísticas hay un alto porcentaje de compradores extranjeros”, afirma Williams, “Quizás no tienen el perfil de inversor de magnitud, son inversores individuales que compran propiedades, una, dos o tres propiedades, atraídos por el alto rendimiento de alquileres en la zona, y, poco a poco, estos pequeños inversores individuales juntos copan la mayor parte de la inversión total en esta zona turística”

Qué prefiere el actual inversor, vivienda nueva o de segunda mano. ¿Se interesa el inversor por los temas de sostenibilidad?

Aquí De Diego y Gutiérrez coinciden, el primero asegura que el 95% de las ventas son de segunda mano, ya que producen un retorno de la inversión prácticamente inmediato. Y el segundo nos dice que en su zona predomina la vivienda de segunda mano, aunque, si surge alguna promoción de obra nueva, vuela literalmente. Para M. Moreno no obstante, si la localización es buena, al inversor le da igual que sea obra nueva o segunda mano, lo que quiere es que sea un producto que pueda ser bien colocado en el mercado. Montero nos dice que aunque en su agencia están especializados en obra nueva, a veces surgen inversores interesados en segunda mano, sobre todo si es muy barato y pueden pagar al contado, ya que lo revalorizan rápido y tiene menor carga impositiva, además suelen ser viviendas ubicadas en zonas céntricas y consolidadas.

La sostenibilidad sin embargo, todavía no es un criterio que mueva al inversor. Williams afirma que lamentablemente hasta ahora no ha visto ninguna tendencia o interés en este sentido por parte de los inversores, “solo se preocupan de los números y la rentabilidad”. De Diego coincide, “a día de hoy, nuestro perfil de inversor, ni lo menciona”.

¿Qué predomina, el que invierte para su propio uso o el que busca una rentabilidad?

“El que compra para vivir, el inversor de rentabilidad pura y dura es minoritario”, nos dice J.I. de Diego, y es la idea más compartida como vemos.

“Nosotros hemos detectado una gran demanda de primera residencia, cerca de la playa, de clientes que tienen la opción de teletrabajar para establecerse de forma definitiva” responde Gema Montero.

El interés por inmuebles con terreno o, espacio al aire libre, son las secuelas que nos dejó el confinamiento.

Aunque por supuesto, según la zona en la que nos movamos puede haber diferencias, y así Juan Gutierrez confirma que ellos tratan las dos vertientes, pero quizás más el que busca vivienda para su posterior alquiler turístico.

Y es que ambas situaciones conviven, porque como nos dice Montse Moreno, “el que invierte para su propio uso, lo que está buscando es mejorar su calidad de vida, que ha visto que en meses de encierro su hogar no satisfacía todas sus necesidades y el que busca rentabilidad, es aquel que ve, que sigue habiendo un nicho de mercado importante que no puede comprar y tiene que vivir de alquiler y quiere ofrecer propuestas que le dan rentabilidad y al mismo tiempo, son un plan de pensiones para su futuro”.

Por su parte A. Williams enlaza su respuesta con la pregunta anterior y considera que los inversores extranjeros invierten en viviendas en zonas turísticas donde tienen la oportunidad de recibir un alto rendimiento de inversión a través del modelo de alquiler de vivienda vacacional, y a su vez, disfrutar de la misma propiedad para sus propias estancias en la isla. Mientras que el comprador local que está interesado en recuperar su inversión tiende más a un alquiler de invierno donde hay un mercado muy boyante con los países nórdicos y después disfruta de su propiedad en los meses de verano con su familia.

Se detecta gran demanda cerca de la playa, para establecerse de forma definitiva, por parte de los que tienen la opción de teletrabajar.

Finalmente ¿Hay chollos actualmente en el mercado, viviendas con descuentos importantes que atraigan la inversión?

Pues todo indica que no o si los hay como nos dice Moreno, apenas salen al mercado, ya que normalmente, se venden antes. “Lo de los chollos pasó a la historia, asegura Gutiérrez, antes sí podíamos encontrar alguno, pero ya es muy complicado”.

Y es que el propietario también ha evolucionado y se informa y asesora cada vez mejor, de manera que no está dispuesto a hacer grandes descuentos, ni pone a la venta producto por debajo de mercado. Sabe lo que vale su inmueble y no se deja avasallar.

Para concluir nos quedamos con estas palabras de Montse Montero que nos trasladan su optimismo: “En estos momentos, que se vislumbra ‘la Luz al final del túnel’, los que vuelven a aparecer son los pequeños inversores, familias que buscan mejorar la vivienda y el comprador extranjero particular que vuelve a pensar en España como el lugar idóneo dónde comprar segunda residencia o vivienda de inversión”.

Tres ejemplos de inversores nacionales

Aportados por Javier Rocher
Gerente de Urbatic inmobiliaria en Gandía, Valencia.

Son tres casos de inversores reales con operaciones reales que tienen un patrón de comportamiento y un status social bastante parecidos.
Los llamaré por su nombre de pila. José Antonio, Ramón y Luis. Viven en el centro de España y buscaban una inversión rentable en costa, únicamente primera línea de playa de Gandía y en residenciales con jardín y piscina que son los que mejor rentabilidad tienen. Son propietarios de varios inmuebles tanto en su ciudad de residencia como en otras poblaciones y están familiarizados con los negocios, ya que todos son empresarios.

A ninguno de ellos les preocupó la sostenibilidad.

Buscaban una buena propiedad, comprada a un precio atractivo y que tuviera recorrido al alza en un futuro y una rentabilidad inmediata en alquiler.

El intervalo de precio de los inmuebles oscilaba desde 220.000€ a 300.000€. Dos de ellos destinaron la propiedad al mercado de alquiler sin tener que reformar el inmueble, por lo que en muy poco espacio de tiempo su inversión ya daba rendimiento. Si hubiesen necesitado reformar la vivienda, nosotros mismos hubiésemos podido ofrecerles el servicio de reformas por medio de profesionales cualificados. Ramón decidió disfrutar del inmueble para su uso propio ya que había vendido una propiedad en otra ciudad y jugaba a largo plazo. Si Ramón hubiese querido una rentabilidad inmediata, la hubiera obtenido sin problemas pues hubiésemos conseguido inquilinos muy pronto.

El importe medio de rentabilidad es de un 5%.

Todos tienen en común que huyen de la poca rentabilidad del dinero, se benefician de un momento de incertidumbre y de unos tipos de interés muy bajos, en el caso del que quiso financiar la operación. También todos buscaban una inversión refugio.

José Ignacio de Diego Alba

REALTOR®, CRS, instructor de SIRA.
Gerente de Bonlar Asesores Inmobiliarios en Rivas Vaciamadrid, Madrid.

Tiene más de 23 años de experiencia en el sector inmobiliario trabajando en Madrid capital. En febrero del 2003 se traslada a Rivas vaciamadrid, y en enero del 2009 da el paso de emprender el proyecto de BON LAR Asesores Inmobiliarios, con la ilusión de aportar sus conocimientos sobre el sector inmobiliario en esta gran ciudad y los municipios de alrededor.

Inculca a su equipo el afán de construir relaciones sólidas con los clientes, basadas en los principales valores de la empresa: integridad, compromiso, excelencia, innovación, trabajo en equipo y pasión por el cliente, para dar respuesta con la máxima eficacia a sus clientes y ayudarles en sus necesidades.

joseignacio@bonlar.com
bonlar.com

Juan A. Gutiérrez

Realltor®, CRS, ABR
CEO de Finmohogar Soluciones Inmobiliarias en Chiclana de la Frontera, Cádiz.

Empezó en este sector a principios de 2005. Aunque a él lo que le gusta es la publicidad, el diseño, las matemáticas y la contabilidad. Llegó a este sector casi por casualidad y descubrió una profesión que le apasiona. Siempre dispuesto a aprender y formarse de la mano de los mejores como por ejemplo de SIRA, Carlos Rentalo y Nello D’Angelo “que nos traen la mejor formación que tenemos actualmente en este sector”. Le gusta innovar, y siempre está pendiente de poder aplicar las nuevas tecnologías.

juan.gutierrez@finmohogar.com
www.finmohogar.net

Gema Montero

Realtor®, CRS.
CEO Fundadora de Luxury Properties & Decor en Málaga.

Gema Montero se estableció en el sector inmobiliario en el año 1994. Totalmente enamorada de su profesión, ha ido creciendo, haciendo frente con éxito a los vaivenes del mercado nacional e internacional inmobiliario.

Su vocación por la excelencia se traduce en años de trabajo de investigación, aplicación de la experiencia, profesionalidad, transparencia y formación continua.

Se define como una mujer apasionada, entusiasta, perfeccionista, metódica y fan absoluta de la maestría.

Su meta siempre es: “Dar la calidad máxima en todos sus servicios y actualizarlos constantemente con creatividad e inteligencia”.

Su secreto: Tomar ACCIÓN desde el minuto 1 y repetir las acciones 1.000 veces si es necesario hasta que salga PERFECTO.

gema@luxurypropertiesdecor.com
gema@solyhogar.com
www.luxurypropertiesdecor.com

Montse Moreno Poza

Realtor®, CRS, CIPS, ABR, API.
Socia fundadora de Avenir Artesanos Inmobiliarios en Barcelona.

Economista de formación, titulada por la Universidad de Deusto, y resolutoria de problemas por vocación. Es una de las propietarias de la marca, Avenir Artesanos Inmobiliarios, una consultora inmobiliaria que busca dar servicio integral a pequeños propietarios, inversores y Family offices.

“Queremos que nuestros clientes se sientan acompañados en los diferentes procesos inmobilarios”.

Actualmente, ostenta el cargo de vicepresidenta de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario que tiene como fin dar a conocer esta figura y acompañar a todos los profesionales que quieren dar este servicio a sus clientes.

Es miembro de Agora MLS y Up Barcelona.
montse@avenir-bcn.com
www.avenir-bcn.com

Javier Rocher Arnal

Realtor®, CRS, ABR, API.
Gerente de Urbatic en Gandía, Valencia.

Está en el sector inmobiliario desde 1995. Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto. Cofundador de la MLS Gandía y actual presidente. También es miembro de ASICVAL.

Le encanta trabajar con las personas, viajar, la buena mesa, reunirse con la familia y con los amigos.

Confiesa que su asistencia al primer curso CRS en mayo de 2009 le cambió la vida profesional.

javier@urbatic.com
www.urbatic.com

Alexandra Williams

REALTOR®, CRS, Green
Gerente de Dream Homes en Playa del Inglés, Gran Canaria.

Natural de País de Gales en Gran Bretaña, vino a vivir a las islas Canarias en 1995. Creó la inmobiliaria Dream Homes Properties® en el año 2006 y siempre se ha especializado en la zona sur de la isla de Gran Canaria y en el mercado extranjero. Actualmente su agencia cuenta con agentes de diversas nacionalidades y atienden hasta en diez idiomas.

Aboga firmemente por la colaboración entre agencias y desde 2010 es miembro de ACEGI (Asociación Canaria de Empresas de Gestión Inmobiliaria) donde ha sido miembro de la junta directiva durante 4 años, también es miembro fundador de AREA, Association of Real Estate Agents y miembro de la MLS España.

info@dreamhomesgrancanaria.com
www.dreamhomesgrancanaria.com

Revista Inmobiliarios
Revista Inmobiliarios es la primera publicación dedicada exclusivamente a los agentes inmobiliarios. Es una publicación trimestral, que empezó a editarse en 2006, y que en octubre 2020 lanza la web de revista. El contenido de la Revista Inmobiliarios tiene un carácter eminentemente práctico, dirigido a gerentes, comerciales, y a todos los profesionales de la intermediación inmobiliaria.

Más del autor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Enrique Frígola Jover

La crisis de 2007 me hizo apostar por una gestión inmobiliaria diferente, dando una formación especializada a los asesores, implantando las últimas tecnologías y...

Un acuerdo satisfactorio para ambas partes

En automático, sí. Así vamos a las negociaciones. Y cuanta más experiencia o más tiempo en el sector llevamos, más. Nos sentamos con la...

Actitud sostenible

Dentro de la comunidad inmobiliaria, como en la sociedad en general, hay personas más concienciadas que otras en la importancia de mantener una actitud...