jueves 13, junio
InicioInforme¿Son los bots conversacionales una herramienta útil en el sector inmobiliario?

¿Son los bots conversacionales una herramienta útil en el sector inmobiliario?

-

Algún día, la Inteligencia Artificial ayudará a los brókers a captar clientes potenciales en línea.

Cuando Tay, el bot conversacional de Inteligencia Artificial (IA) de Microsoft, se conectó en línea la pasada primavera, el público quedó maravillado por su capacidad para conversar con los seguidores de Twitter, hasta el momento en que sus comentarios se transformaron en un aluvión de insultos ofensivos y racistas. Aun así, una semana después, la CEO Satya Natella afirmó que los bots de conversación son el futuro de Microsoft, aunque con algunos ajustes.

Y, en realidad, probablemente sean el futuro de todas las empresas.

Si “el contenido es el rey”, no cabe duda de que la conversación es el emperador. Los bots conversacionales representan una solución en tiempo real para atraer a potenciales clientes hacia una conversación significativa. Y este tipo de conversaciones son las que luego se traducen en relaciones comerciales.

A diferencia de los robots estándar de preguntas y respuestas, como el asistente Siri de Apple, que pueden responder a una única pregunta a la vez, los bots de conversación pueden mantener conversaciones más complejas. La IA de un bot conversacional puede entablar conversaciones potencialmente ilimitadas. Algunos pueden incluso adquirir conocimientos más allá de su base de contenido (de ahí la necesidad de lavarle la boca con jabón a Tay).

¿Cómo se podría aplicar al sector inmobiliario?

El sector inmobiliario, por naturaleza, es un mercado orientado a las relaciones, en el que clientes y agentes forman vínculos a través de una de las transacciones más grandes e importantes, a nivel personal, a la que los primeros se enfrentarán en su vida: la compra de una vivienda. Los bots conversacionales nunca podrán reemplazar esa relación cliente-agente, pero pueden usarse de varias maneras viables. Las que siguen son algunas de ellas:

  • Proporcionar detalles acerca de determinadas propiedades, a partir de una gran base de datos de información: “Estoy buscando una propiedad con, al menos, 2.000 m2 de terreno en Portland”.
  • Responder a preguntas generales sobre el sector inmobiliario: “Estoy tratando de encontrar un préstamo con una menor entrada”.
    Realizar preguntas importantes en aras de crear perfiles de clientes potenciales: “¿Tenía en mente una casa más grande?”.
    Responder a preguntas empresariales: “¿Cómo puedo ahorrar dinero a la hora de vender mi casa?”.
  • Integrarse con los bots conversacionales de las redes sociales: “Quiero una casa que se parezca a la casa en la que vivía Taylor Swift cuando era pequeña”.
  • Cada una de estas solicitudes busca mucho más que una simple respuesta. Cada una de ellas tiene por objetivo entablar una conversación con preguntas específicas para llegar a un acuerdo. Un bot conversacional podría llegar a alentar a los clientes potenciales más tímidos o escépticos a coger el teléfono y ponerse en contacto con un agente. Los compradores expertos en tecnología que prefieren interactuar en línea primero, sin duda, podrán ver las ventajas de contar con bots conversacionales inmobiliarios.

¿Quién cuenta con un bot conversacional inmobiliario?

Hasta este año, los bots conversacionales eran algo así como una especie de juguete de marketing. El desarrollador inmobiliario polaco Nowy Adres S.A. creó un bot llamado Kasia, única y exclusivamente para una feria virtual del sector inmobiliario. Kasia, que se encuentra en servicio desde 2.010, puede responder a preguntas basadas en una extensa base de datos de información de la empresa.

El mercado del alquiler se encuentra un paso por delante en este aspecto juego. Mary, la asesora de Apartment Ocean (disponible en Slack) ofrece asesoramiento inmobiliario a los inquilinos de los EE. UU.

Hasta la fecha, ninguna empresa o motor de búsqueda inmobiliario ha presentado un bot de conversación personalizado para el público en general. Pero eso no significa que no se esté trabajando en su desarrollo.

Structurely presentó, hace no mucho, su bot de conversación “Holmes”, diseñado para atraer y captar clientes potenciales. “Holmes” se puede personalizar para interactuar en una gran variedad de plataformas, desde Facebook hasta realtor.com® y, aunque no es tan “inteligente” y conversacional como Tay, tampoco le pondrá en un aprieto. Agentes y brókers individuales pueden disponer de esta tecnología por una módica tarifa mensual desde principios de 2017.

Los robots nunca sustituirán la relación cliente/agente, pero pueden encargarse de tareas preliminares preparando la entrada en escena del agente.

Facebook ya ha anunciado el desarrollo de un bot conversacional, que promete a empresas de todo tipo (entre las que se incluyen las del sector inmobiliario) la posibilidad de dirigirse a una infinita cantidad de personas, a través de los más de 900 millones de usuarios de Facebook Messenger. Eso podría resultar muy eficaz, dado que el gigante de las redes sociales probablemente tenga más información sobre sus usuarios que cualquier otra persona. Por su parte, ya existen bots conversacionales en Twitter, pero ninguno dirigido específicamente al sector inmobiliario para una empresa en particular.

Soluciones que son sinónimo de rentabilidad

Para que las empresas medianas del sector inmobiliario implementen esta tecnología de una manera rentable, los sitios de “bots conversacionales integrados” como el de Pandorabox podrían ser la mejor opción. Existen varios proyectos de investigación relativos a bots de conversación que se presentan como freeware en Internet, pero ¿quién sabe qué podrían hacer con su información? Por este motivo, lo mejor es optar por sitios específicamente dirigidos a las empresas.

Otra opción para el sector inmobiliario son los robots híbridos como ReplyYes. Su sencilla plataforma de Sí o No, combinada con un centro de llamadas humano, permitió que la empresa emergente de edición de discos de vinilo The Edit ganara 1 millón de dólares en ocho meses.

Independientemente de la forma en la que sus clientes hagan uso de los recursos en línea, existe una posibilidad de bot conversacional enfocado al sector inmobiliario. La velocidad a la que las empresas se ponen al día en lo que respecta a su uso no es sino un síntoma más de que el mercado está listo para este cambio. No se trata de si los bots conversacionales ayudarán a los profesionales del sector inmobiliario, sino de cuándo. Y usted, ¿estará preparado?

A partir del artículo de Chris Rediger, publicado en The Realtor Magazine en agosto 2016.

Más del autor

- Publicidad -

No temas que la inteligencia artificial llegue al sector inmobiliario

La tecnología basada en Inteligencia Artificial, que se vale de datos y de sistemas de automatización, puede ayudarle en determinados aspectos de su trabajo...

Beatriz Toribio

“YA NO SOMOS SOLO UN PORTAL, SINO UNA COMPAÑÍA TECNOLÓGICA” ¿Hasta qué punto la evolución del mercado hipotecario ha influido en la recuperación del sector? La...

Oscar Esteve

Sentido común y prudencia: los mejores aliados contra el fraude

La tecnología ha cambiado de arriba abajo el mercado inmobiliario, ha simplificado decenas de procesos y sigue marcando el camino sobre el que avanza...

Una pincelada de poder inmociónate

El 24 de febrero de 2010, por la tarde, fui a esperar a la estación del AVE de Tarragona a Fernando García Erviti. No...